Ayúdanos a hacer que los gatos sean virales allí donde es necesario: ¡En internet! ¡Comparte este contenido con tus amigos!
¿POR QUÉ VACUNAR A TU GATO?
Los propietarios que se preocupan por su gato quieren que viva sano y feliz toda su vida. Para conseguirlo, una forma sencilla y decisiva es vacunarlos periódicamente para protegerlos frente a varias enfermedades infecciosas, algunas de las cuales son muy difíciles de tratar y pueden ser, además, mortales. Las enfermedades contra las que se suele vacunar a los gatos son:
Datos clave
  • Enfermedad grave de los gatos, cuya incidencia ha disminuido gracias a la vacunación.
  • El virus es resistente a muchos desinfectantes y puede sobrevivir en el entorno durante meses.
  • Los gatitos son los más vulnerables.
  • Los gatos de cualquier edad pueden contraer la infección.
¿Cómo se propaga?
  • El virus puede propagarse a través del calzado o la ropa (transmisión indirecta), por lo que los gatos de interior también pueden contagiarse.
  • El virus también se transmite por contacto directo.
Síntomas
  • Diarrea sanguinolenta con un olor penetrante y muy desagradable.
  • Deshidratación grave.
  • La muerte puede sobrevenir rápidamente, incluso antes de que aparezcan los primeros signos clínicos.3
  • La infección provoca la depresión del sistema inmunitario, por lo que el gato es más propenso a contraer otras infecciones (a menudo bacterianas).
Datos clave
  • Hoy en día, se ha logrado reducir la incidencia de la infección por el FeLV gracias al éxito de los programas de vacunación.6
  • Los gatitos más pequeños son especialmente vulnerables al virus.
  • Es posible que los gatos infectados no muestren ningún signo de la enfermedad durante meses o incluso años.7
¿Cómo se propaga?
  • Los gatos contraen la infección al lamerse entre ellos, compartir los boles de comida o las bandejas de arena, o al morderse.
Síntomas
  • El virus ataca al sistema inmunitario.
  • El gato se vuelve más vulnerable a las infecciones secundarias.
  • La enfermedad provoca una disminución del número de glóbulos rojos y cáncer en la sangre (leucemia), el intestino u otras partes del cuerpo.
  • Los gatos con una infección más persistente mueren al cabo de 2 o 3 años.7
  • Tan solo la vacunación temprana y la administración regular de dosis de recuerdo pueden ayudar a proteger a tu gato frente al virus.
Datos clave
  • La vacunación reduce la gravedad de los síntomas, pero no puede prevenir totalmente la infección.
  • El herpesvirus felino permanece latente después de que el animal se haya recuperado, y la mayoría de gatos se convierte en portador crónico.4
¿Cómo se propaga?
  • Cuando un gato portador padece estrés o enferma, el virus puede reactivarse e infectar a otros gatos.
  • El virus se transmite por contacto directo.
  • El herpesvirus se excreta en las secreciones de la boca, los ojos y la nariz.
Síntomas
  • Estornudos, secreciones nasales.
  • Neumonía.
  • Fiebre y abatimiento.
  • Úlceras oculares.
Datos clave
  • Existen muchas cepas de este virus, por lo que es posible que un gato vacunado se infecte y desarrolle un cuadro leve de la enfermedad.
  • El virus es resistente a muchos desinfectantes y puede sobrevivir en el entorno alrededor de un mes.5
¿Cómo se propaga?
  • La infección se transmite normalmente por contacto directo, aunque la transmisión indirecta también es posible (a través del calzado o la ropa).
Síntomas
  • Úlceras dolorosas en la boca y la lengua.
  • Estornudos, secreciones nasales.
  • Fiebre.
  • En casos raros, puede aparecer una forma mucho más grave y a menudo mortal de la enfermedad.
Datos clave
  • Infección bacteriana.
  • La bacteria no sobrevive en el entorno.
  • Suele ocurrir en gatos de menos de un año de edad.
¿Cómo se propaga?
  • Requiere un contacto estrecho con un gato infectado. La bacteria se excreta en las secreciones oculares.
Síntomas
  • Conjuntivitis (inflamación de la conjuntiva del ojo) y secreción acuosa en los ojos.
  • Fiebre transitoria, puede producirse una pérdida de apetito y peso.
Datos clave
  • La vacunación es un requisito obligatorio para poder viajar con gatos.
  • Es posible que los animales infectados no muestren ningún signo clínico durante meses o incluso años.8
¿Cómo se propaga?
  • Se transmite normalmente por el mordisco de un animal infectado.
Síntomas
  • Comportamiento agresivo inexplicable o cambio repentino de comportamiento.
  • La muerte sobreviene de 1 a 10 días después de la aparición de los signos clínicos.

¿Está tu gato protegido?

calendar

Muchos propietarios piensan que si sus gatos fueron vacunados cuando eran jóvenes, la inmunidad conferida los protegerá durante toda su vida. Por desgracia esto no es así. Después de la vacunación, la respuesta inmune llega a un máximo, y entonces empieza a disminuir, hasta que su nivel de inmunidad puede ya no ser protector. Las vacunas de refuerzo estimulan la respuesta inmune para que la protección se mantenga en el tiempo.

Haz el test "¿Está tu gato protegido?" para saber si tu gato puede estar en riesgo

image question image question

¿Está tu gato protegido? ¡Encuentra aquí la respuesta!

¿Tiene tu gato más de 8 semanas de edad?

¿Recibió tu gato, cuando era gatito, la serie de vacunas recomendada por tu veterinario?

¿Has llevado a tu gato al veterinario los últimos 12 meses, para hacerle una revisión de salud y, eventualmente, revacunarlo?

¿Cuándo empezar a vacunar a tu gato?

Durante las primeras semanas de vida, los cachorros están normalmente protegidos de algunas enfermedades por la inmunidad que recibieron de la leche de su madre.

Por desgracia esta inmunidad también puede neutralizar el efecto de una vacuna. Por esto se recomienda empezar la vacunación a partir de las 6-8 semanas de edad, ya que la inmunidad materna disminuye progresivamente, y los cachorros podrían coger enfermedades.

Es muy importante que tengas en cuenta que la vacunación de los cachorros consiste en una serie de vacunaciones, no solo una, y que la última recomendada por tu veterinario es la más importante.

Las vacunas suelen administrarse en forma de inyección subcutánea bajo la piel y, por lo general, los gatos las toleran bien. Estimulan el sistema inmunitario generando una respuesta protectora que permanece “en la memoria” hasta que el gato vuelve a estar expuesto al patógeno contra el que se le ha vacunado, en cuyo caso se activa de nuevo para proteger al animal.

Seguridad de las vacunas:

A veces, las vacunas producen efectos secundarios que suelen ser leves, como letargo o pérdida de apetito, y que suelen remitir rápidamente. Rara vez, pueden ocurrir efectos secundarios más graves, como una reacción alérgica a la vacuna. Si te preocupa que tu gato pueda haber tenido una reacción adversa a la vacunación, no dudes en contactar con tu veterinario.

El grado de protección que confieren las vacunas varía y el gato puede a veces contraer la infección aunque, en ese caso, los síntomas son normalmente mucho más leves que en los gatos no vacunados.

Referencias:

  1. Informe Sectorial AMVAC 2017
  2. Estudio Mascotas 2017 Veterindustria (Censo de Perros y Gatos)
  3. ABCD – Ficha técnica de la panleucopenia felina. http://www.abcdcatsvets.org/wp-content/uploads/2015/09/ES_FPV_Panleucopenia_felina.pdf
  4. ABCD – Ficha técnica de la infección de las vías respiratorias altas por herpesvirus felino http://www.abcdcatsvets.org/wp-content/uploads/2015/09/ES_FHV_Infeccion_de_las_vias_respiratorias_altas_por_herpesvirus_felino.pdf
  5. Radford, A. et al. Feline calicivirus infection. ABCD guidelines on prevention and management. 2009, JFMS 11 (7) 556-564
  6. Vaccination Guidelines Group, et al. WSAVA guidelines for the vaccination of dogs and cats. J Small Anim Pract 2010;51:1-32.
  7. Lutz, H. et al. Feline leukaemia. ABCD guidelines on prevention and management. 2009, JFMS 11 (7) 565-574
  8. Frymus, T. et al. Feline rabies. ABCD guidelines on prevention and management. 2009, JFMS 11 (7) 585-593